Translate

No olviden comentar ;)

lunes, 24 de octubre de 2011

Venéficas, Las Tres Caras de Calixo: La Revelación, por Mark

Hola!

Llevo dias tratando de publicar este capitulo pero en fin la cosa esta asi, hemos tenido este blog digamos que un poco abandonado, la razon es que Andrea la chica que publica a Corrine esta teniendo serios problemas framiliares, la verdad no soy quien para estarlos diciendo, el punto de esto es que ya no publicara mas, no al menos por un tiempo, ya estuve charlando con MaGe sobre como la remplasariamos si llegaba a pasar lo que paso, pero bueno no llegamos a un acuerdo 100% seguro pues no he tenido tiempo de nada, pero al parecer entre ella y yo escribiremos a Corrine, por otro lado, yo me enferme y estuve internada como un mes, una historia complcada y aburrida relacionada con una paleta helada y una severa infeccion en la gargannta y me sentia de la retefregada! y me la pasaba durmiendo toooodo el dia, y ya que sali del hospital tuve que ponerme al corriente con mis materia y con tareas extracurriculares y tuve que hacer un trabajote con una entrevista a un politico de mi comunidad, me costo un buen conseguir la entrevista y redactar el trabajo sin mesnionar que yo estoy estudiando literatura no leyes y no entiendo que tiene que ver la politica con escribir poesia, cuentos y novelas.... ya me sali del tema, en fin, les decia que he querido publicar este capi desde el martes pero devido a la escuela no he podido pero sin mas royo introductorio que se llevo la mitad de mis ideas y mi cerebro seco las dejo leyendo.
El tiempo se me pasaba lento, estaba preocupado por mi hermana y las chicas, confiaba en las decisiones de Clarens pero no podía exigir que se conocieran a la perfección en tan poco tiempo, y sabía que ella lo sabía, Clarens siempre decía que todo llevaba un orden y un momento, entonces por qué presionar, tan solo eran unas chicas.
Observe a Morgan quien también se veía tenso con la situación, y eso no me agradaba, no porque me preocupara que era no solo yo estaba preocupado, más bien porque la noche anterior me había confesado que se había enamorado de mi hermana y eso me ponía furioso, Morgan le llevaba como unos cincuenta años, como se podía fijar en una chica tan pequeña como mi hermanita, ¿Qué le pasaba a ese sujeto?
- ¡Por favor Mark! ¿Sigues enfadado? –me pregunto Morgan con incredulidad.
- ¿Y qué esperabas? –le pregunte – Qué te dijera, “¡claro cuñadito, puedes salir con mi hermana a la cual le llevas décadas!”
- Solo son un par –se encogió de hombros.
- ¡Es medio siglo!
- Años más años menos, lo que importa es la apariencia, además no creas que no me he dado cuenta de cómo miras a Carrie.
- Solo son dos años de diferencia no medio siglo –le recordé.
Rodo los ojos y se tiro en su sofá.
Clarens no perdía de vista a la ventana, era injusto que solo ella pudiera saber lo que estaban paso en ese lugar, pero verla tan tranquila me hacía pensar que las cosas iban bien, aunque ella siempre era muy tranquila, además ya era una mujer mayor.
- Clarens, ¿en verdad es necesario? –le pregunto Morgan.
- Tengo que dejar todo en orden antes de partir chicos, los tres sabemos que me queda poco tiempo.
- ¿Y qué hay de conseguir un suplente? Como hicieron con Mark.
Volvió a mirar por la ventana sin ver nada, como que pensando la mejor forma de responder.
- En estos tiempos ya no se en quien confiar –dijo al fin –y las chicas tienen que mantenerse unidas, para mantener el equilibrio es necesario.
Recordé la historia que me habían contado, como fue que murió la penúltima encarnación de Calixto, Morgan y Clarens lo habían presenciado, era más que evidente que no querían ver como pasaba de nuevo.
Clarens por fin se acerco al jardín y justo entonces las chicas salieron del portal.
Estaban llenas de tierra y con el cabello todo enmarañado, cuando las vi no pude evitar que se me escapara una sonrisa, si estaba de vuelta significaba que habían pasado la prueba y que las cosas les resultarían mejor desde entonces.
Nos acercamos a ellas todos con una evidente alegría.
- Lo resolvieron sin hablar –les dije con alegría.
Clarens no pudo evitar restarle importancia a su merito, pero la verdad es que yo estaba muy orgulloso de las tres, sin importar que dijeran los demás.
A pesar de eso Corrine le agradeció, pero que se podía hacer, era parte de ella.
- Basta de eso, vamos a comer –dije –Morgan invita –añadí.
Hicimos un par de comentarios y Morgan salió con sus comentarios fuera de lugar, aunque trate de mantener la compostura me costaba trabajo, era mi hermanita a quien se le insinuaba.
Mi hermana cayó en su juego, o tal vez es que si había pillado el asunto desde el principio lo cual me molesto mas.
Corrine comenzó con un juego arrojándole agua a Carrie y ella comenzó a corretearla por el jardín.
A pesar de todos los problemas, podía decir que ahora ya éramos una familia, de pronto en aquel juego también entraron Morgan y mi hermana, no me esperaba ser parte del juego y termine igual de sucio que las chicas al igual que Morgan.
- Están hablando de guerra chicas –las ámense con una sonrisa.
Nos encontrábamos ahí, los cinco jugando como si todas las cosas estuvieran perfectas, incluso Clarens reía junto con nosotros.
Morgan ordeno una pizza cuando el sol comenzaba a meterse, Clarens se había ido a recostar, excusándose diciendo que había sido un día muy agotador.
Las chicas estaban tumbadas en el sofá, Corrine estaba sentada con un pie sobre la mesa de centro, Carrie estaba recargada en su hombro con las piernas encima de las piernas de mi hermana y ella tenía ambos pies reposando sobre la mesa de centro.
Comenzaba a hacerse tarde y Corrine fue la primera en irse a casa y Carrie estaba a punto de salir cuando la alcance.
- ¿Planeas hacer algo mañana? –le pregunte.
- Nop, ya sabes ver televisión, jugar con Xbox –me dijo encogiéndose de hombros.
- ¿Qué te parece si cambio tus planes? –me aventure a preguntar –podríamos ir al cine y almorzar algo.
- Claro –me respondió con una sonrisa –no olvides decirle a Corrine y a Cathy.
Exhale frustrado cuando ella cerró la puerta y camine a la sala en donde Cathy y Morgan hicieron como si estuvieran bateando una pelota de base ball, la típica seña cuando alguien te rechaza.
- Lo hace a propósito –me queje y Morgan se carcajeo.
- Y no te ha tocado lo peor de ella –me dijo.
Lo mire con los ojos entrecerrados y mire a mi hermana.
- Tenemos que irnos Cathy –le anuncie.
Ella asintió y salió junto conmigo.
Camino despacio hacia la moto con la mirada perdida, absorta en sus pensamientos.
El camino fue más corto de lo que esperaba y las luces de la sala estaban encendidas, lo más probable era que nuestros padres nos esperaban.
- ¿Qué les ha pasado? –pregunto nuestra madre al ver nuestro aspecto.
- Una pequeña guerra de lodo –se encogió de hombros Cathy.
Mi madre nos beso en la mejilla a ambos y nos dio las buenas noches.
- Tengo que tomar un baño –me dijo mi hermana y subió a su habitación.
Yo me dirigí al cobertizo en donde se encontraban mis cosas para pintar, estaba inspirado aquella noche, estaba feliz, pues me había enterado de cosas, como que Carrie no tenia novio aunque me frustraba que me rechazara.
Comencé a delinear en el lienzo aquellos ojos que me habían atrapado, los había memorizado, el color, la textura, la forma.
Llamaron a la puerta sacándome de mis pensamientos.
- Adelante –dije mientras me quitaba la pintura de los dedos con aquel trapo con solvente.
- Bonita pintura –dijo Cathy al entrar.
- ¿Qué tal estas hoy brujita? –le pregunte con una sonrisa.
- Me siento increíble hermano, jamás pensé que fuéramos capaces de hacer lo que hicimos hoy.
- Son capaces de mas –le recordé –pero están aprendiendo las cosas poco a poco.
- Supongo que sí.
Se quedo mirando mis pinturas sin terminar y sonrió.
- ¿sabes? –me pregunto –siempre me imaginaba historias sobre tus pinturas, me imaginaba que había personas que tenían que luchar contra dragones y brujas para poder llegara a tener ese paisaje.
Le sonreí de inmediato, siempre tenía esos recuerdos de Cathy inventando historias completamente fantasiosas, sobre una valiente guerrera que se había convertido en la princesa de un mundo mágico, para mí eso era mi hermana, la princesa de un mundo mágico, pero aun tenía que luchar para obtener su hermoso territorio.
- Agradezco que a papá lo hayan traspasado a esta ciudad –le confesé –me gusta verte feliz, como estas aquí.
Ella se fue a dormir.
Me quede en el cobertizo terminado mi pitara y al salir me encontré a una chica rubia, que por alguna razón se me hacia familiar.
- ¿Qué haces aquí? –le pregunte –es propiedad privada.
- Solo vengo a dejar un mensaje –dijo la chica –dile a Calixto que no lo tendrá fácil.
Acompañando sus palabras sentí un dolor punzante en el vientre y al bajar la mirada pude ver un cuchillo con una pluma negra encajada en mi abdomen, sentí aquel fluido tibio correr por mis manos y perdí la conciencia.

2 comentarios:

Jane de Hale dijo...

Que lindo capitulo, es el primero que no narran las chicas y sabes que mas? me gusto Mark esta guapeton, yo quisiera que me pintara a mi asi como Jack a Rose en titanic hahaha
que bonito es con su hermana se ve que la quiere mucho y se pone celoso!
Ternurita!!!
bye!!

Anónimo dijo...

Primero la bueno:
Morgan le dijo a su cuñado q le gustaba a Cathy … y Mark invito a salir a Carrie <=
Si lo piensas Mark es cuñado de Morgan también Xq Carrie es como la hermana de Morgan y pues Mark es hermano de Cathy … q lindo el ángel y el guardián se entregan a uno a otro sus hermanitas en la boda <=

Ok ahora lo malo:
NO !!!! Mark a sido atacado x una güera de 5ta la voy a matar en mis sueños está noche 3:>
Besos
Las ama K=D

No olviden comentar ;)